Inesperado crecimiento alienta un repunte del sector textil, pero especialistas recomiendan mantener la calma.

La Asociación de Exportadores (ADEX) informó del inesperado crecimiento de las exportaciones de prendas de vestir peruanas a Venezuela en medio de la crisis de nuestros principales mercados: EE.UU. y la Unión Europea, por lo que pide reservas frente a una posible burbuja comercial que genere una aparente bonanza que oculte la real situación del sector textil.

Según cifras del Sistema de Inteligencia Comercial ADEX DATATRADE, entre enero y julio de este año, el Perú exportó confecciones a Venezuela por US$ 283.7 millones, 160% más que en el mismo periodo del año pasado (US$ 109.2 millones). Con esas cifras, Venezuela se posicionó como el segundo destino de ese subsector, luego de EE.UU.

El primer elemento extraño del crecimiento hacia Venezuela es el elevado precio que se registra en las operaciones de exportación. Precios que promedian los US$70/Kg. versus un precio promedio general de US$48/Kg. La experiencia dice que los crecimientos en base a precios no duran mucho.

Lo cierto es que si se excluye a Venezuela, el precio promedio que reciben los exportadores peruanos es de US$ 41/Kg., de modo tal que no se puede decir que el sector tiene buenos precios y que por lo tanto están en condiciones de enfrentar una serie de sobrecostos causados por la falta de competitividad y, sobre todo, por políticas que elevan los costos.

El otro elemento que debe analizarse con mayor cuidado es que el 56% de las exportaciones a Venezuela es explicado por 305 empresas que recién inician sus exportaciones a este mercado el presente año. Datos que podrían revelar el surgimiento de una nueva industria de confecciones, pero los especialistas recomiendan mantener la calma y esperar a que el mercado estabilice este crecimiento.

Fuente: RPP